Uno de los problemas más molestos de nuestros PS4, el famoso ruido de la ventilación de la consola que puede llegar hacer un dolor de cabeza. Hoy repasaremos algunas de las maneras para mejorar o solucionar este problema.

Ya todos sabemos que muchas PS4 generan un ruido un tanto molesto al reproducir un juego, debido al funcionamiento de sus ventiladores. Esto, en parte es normal, la temperatura interior de una consola puede dispararse en fechas calurosas, pero sí nuestra PlayStation 4 comienza a sonar demasiado al poco tiempo de encenderla y empezar a jugar, tal vez haya alguna manera de disminuir ese excesivo ruido.

Lo primero que todo debemos hacer es identificar qué modelo de PS4 tenemos, ya que cada una cuenta con una serie de características distintas y no se calientan igual y no hacen el mismo ruido. La PS4 original lógicamente es la que más se calienta y más ruido hace, al ser el primer modelo. La PS4 Slim cuenta con chips más modernos y un rediseño interno que, pese a su menor tamaño, la hacen menos ruidosa y, especialmente, menos calurosa que la PS4 original. La PS4 Pro es casi dos veces más potente, así que es normal que se caliente un poco más y haga más ruido que la slim, aunque también tiene un mejor sistema de refrigeración. Luego de identificar nuestro modelo de PS4 debemos tener presenta la posición y ubicación de nuestra consola. Esto es muy importante, ya que dependiendo de dónde este, nuestra consola podría calentarse más de lo que debería. A continuación te dejaremos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Coloca tu PS4 en un lugar donde, este alejada de otros dispositivos.
  • No la coloque en un lugar cerrado, como dentro de un mueble.
  • No le coloques objetos, ni trapos, o protecciones contra el polvo mientras juegues ya que hare que se sobre caliente.
  • Solo si puedes y estará en un lugar seguro, que nadie la va a tropezar, entonces puedes colocarla en vertical, hace que se refrigere mejor.
  • Si colocarla vertical no es una opción posible, de manera horizontal, trata de que la base de la consola no esté apoyada sobre una superficie. Es decir, coloca algún taco en cada esquina para que corra el aire por debajo de la misma.

Vertical o Horizontal?

Uno de los mitos es que en vertical el lector de discos sufre. No es cierto. La PS4 está diseñada para usarse tanto en vertical como en horizontal. De hecho Sony vende su propio soporte vertical oficial, señal de que no hay problema para usarla en esta posición. En horizontal está mejor asentada y no corre peligro de caerse, pero refrigera peor. En vertical se airea mejor y entra menos polvo en el interior, pero puede que oigáis más los ventiladores, si la tienes muy cerca. Y siempre corre el peligro de que alguien la golpee y se caiga.

Cuando hablamos de refrigeración por aire, es que el calor es enemigo del ruido. Si quieres que nuestra consola esté fría los ventiladores tendrán que funcionar rápido, o poner más, y por tanto aumentará el ruido. Al revés, una consola silenciosa suele estar menos refrigerada que una en la que los ventiladores funcionan a pleno rendimiento. Para reducir la temperatura, más allá de la forma y lugar donde tengamos nuestra consola, puedes probar usando un ventilador externo, que se acoplan a la consola, algo que podría favorecer que no se caliente tanto. Esto no solo ayuda a que la consola suele tan elevado si no que también mantendrá la consola a una buena temperatura y mas si estamos jugando juegos exigentes.

Ventilador externo para un PS4 PRO.

También hay que tener en cuenta la superficie sobre donde coloquemos nuestra consola. Lo normal es ponerla sobre un mueble, o en el suelo. Lo que es la madera, el ladrillo o el cemento disipan mal el calor al contrario, lo retienen, mientras que el mármol o los suelos de baldosa suelen disiparlo. La moqueta es lo peor para las consolas.

Mucho aire

El mejor consejo para refrigerar la PS4 es que tiene que estar rodeada de aire. Esto significa que no hay que poner juegos ni muñequitos encima, ni decoraciones. Nada de rodear la salida de ventilación con cables, o de pegarla a la pared. Y por encima de todo, nada de meterla dentro de un mueble, detrás de la tele.

No la apagues

Un error que cometemos todos es apagar la consola después de jugar a un juego muy potente o luego de jugar por muchas horas. En esos momentos la consola estará caliente, y si la apagamos los ventiladores dejarán de funcionar. Por eso es recomendable, volver al menú y dejarla un par de minutos ahí. Los ventiladores la irán refrigerando poco a poco y luego podremos apagarla con tranquilidad.

El polvo, el gran enemigo

Un consejos que puede ayudar muchísimo es limpiar cada cierto tiempo nuestra consola no solo por fuera. Sin miedo abre la carcasa de PS4 y retira el polvo que se haya podido almacenar en las rejillas de ventilación, esto lo puedes hacer con una pequeña brocha o pincel o algún trapo semi húmedo, luego puedes aspirarla en velocidad baja. Si aun sigues con problemas de Sobrecalentamiento, puedes mantener la tapa retirada durante tus sesiones de juego y volverla a colocar cuando termines para evitar que cualquier polvo, suciedad, animal entre mas fácil y nos arruine una buena partida.

Te dejamos un video que te ayudara si sigues los pasos para que tu mismo puedas limpiar tu consola:

Formato físico

El ruido más potente es, producido por el giro del disco. Esa es una de las razones por las que la consola copia todo el juego al disco duro de forma obligatoria. La primera vez que juguéis a un juego el disco sonará durante unos minutos, porque lo copia al disco duro. Si dejas un disco metido en la consola, cada vez que arranque la PS4 o des al juego en marcha, el disco sonará unos segundos. El disco no solo hace mucho ruido, sino que también genera bastante calor. Para esto no hay mucha solución, solo optar por el mercado digital, pero no a todos les convence, o simplemente prefieren tener su colección de juegos en físicos. Si decides pasarte a los juegos digitales, pero tienes miedo de quedarte sin espacio y no quieres eliminar juegos para luego tener que esperar para volver a descargarlos, todos los juegos puedes almacenarlos en un disco duro externo, esto también puede ayudar a que la consola no se sobrecaliente.

Cambiar la pasta térmica

Si ya has hecho todo esto y tu consola sigue calentándose y sonando mas que un helicóptero hasta cierto punto que es insoportable, entonces tendremos que cambiar la pasta térmica de nuestra consola. La pasta térmica también conocida como pasta para disipación de calor es una pasta conductora de calor que se utiliza entre dos objetos, usualmente entre un disipador de calor, para obtener una mejor conducción del calor y mejorar el sistema de refrigeración. La función principal es minimizar los espacios de aire comprimido entre la tarjeta de video o CPU y la interfaz a las que van sujetas estas tarjetas en tu consola de juegos. El cambiar la pasta térmica puede resultar un poco complicado para cualquier usuario. Lo mas recomendables es llevarla a un servicio técnico especializado en PS4, que sea de confianza, y pedirles que nos cambien la pasta térmica de nuestra consola, si no tenemos ningún servicio técnico de confianza, tocara hacerlo nosotros mismo, aunque primero recomendamos ver unos cuantos videos y leer mucho, e infórmanos cual es la mejor marca de pasta que vendan en nuestro país.

Esperemos que con estos trucos puedas, no solo evitar que la consola se caliente exageradamente y que por tanto suene una barbaridad, sino que también alargarás la vida útil de esta y jugar más tiempo.