La crisis de suministros deja sin materiales a las fábricas de Valve.

Valve ha confirmado que los problemas generalizados en la cadena de suministros causados por la escasez de materiales, ha retrasado todo el proceso de fabricación, confesando que sus fábricas no están recibiendo los componentes a tiempo para cumplir con las fechas de lanzamiento previstas.

Los nuevos cálculos de Valve llevan sus previsiones a 2022, donde a partir de febrero comenzarán a realizar los envíos en base a la inicial cola de reservas.

Han confirmado que los puestos en la lista de reservas seguirán de la misma forma, sin embargo todas las fechas se verán retrasadas a causa de estos imprevistos.

Este es otro retraso más que se suma a otros que hemos conocido a lo largo del mes. En el caso de Steam Deck, el retraso se debe a una crisis de suministros para hardware sin precedentes, y que seguiría afectando a la industria a lo largo de todo 2022