La actualización de Xbox de este mes de noviembre. Aborda también el problema de apagado de la consola al ejecutar ciertos juegos.

La actualización de noviembre, ofrece nuevos filtros de color y etiquetas para la accesibilidad, una configuración actualizada del volumen y la salida del audio para todas las consolas y una actualización para el firmware del mando.

Los filtros de color nuevos y mejorados de Xbox Series X/S están pensados para facilitar el disfrute de los videojuegos a las personas con daltonismo o alguna deficiencia visual de los colores. Esto les permitirá distinguir mejor los colores y personalizar los juegos para adaptarse a sus necesidades.

Xbox ha implementado a su tienda digital es un sistema de etiquetado, similar al funcionamiento de Accessible Games Database: mediante las etiquetas, los jugadores pueden encontrar de manera más rápida si un juego es adecuado para ellos antes de adquirirlo. En la base de datos creada por la organización DAGERSystem permiten buscar los juegos en función de las necesidades auditivas, visuales y motoras de los usuarios.

En el aspecto más técnico de la actualización, descubrimos que se han actualizado las configuraciones de volumen y salida de audio en todas las consolas: incluyen nuevas opciones como la capacidad de silenciar el audio del altavoz cuando conectamos los auriculares.

También han agregado dos características para el mando de Xbox Series: la entrada de latencia dinámica (reduce el tiempo entre que pulsamos el botón y vemos el resultado en la pantalla) y Bluetooth Low Energy (para un funcionamiento más eficiente del Bluetooth), que también se suma a los controladores Xbox One con soporte Bluetooth, Xbox Elite Wireless Controller Series 2 y Xbox Adaptive Controller.