Ayer se hizo real los rumores de la posible compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft; sería la compra más grande de la compañía casi 70.000 millones de dólares, si las leyes antimonopolio no ponen trabas. La importancia del movimiento suponen un revés para el negocio de PlayStation que ya ha tenido su reflejo en bolsa.

Según informa Bloomberg, las acciones de Sony han bajado un 13 % en Tokio, su mayor caída desde octubre de 2008, lo que supone una pérdida de valor de 20.000 millones de dólares en un día. ‘El impulso por atraer suscriptores de pago con un enorme catálogo de juegos es un desafío para el negocio tradicional de consolas de Sony que se basa en juegos exclusivos de perfil alto y ventas de hardware‘, señala este medio. ‘Juegos y servicios online suponen un 30 % de los ingresos de Sony‘.

Sony tendrá un desafío enorme para mantenerse en esta guerra de desgastedice el analista Amir Anvarzadeh de Asymmetric Advisors. ‘Con Call of Duty ahora probablemente añadido en exclusiva al catálogo de Xbox Game Pass, crecerán las dificultades para Sony.

Microsoft compra Activision Blizzard y King por 68.700 millones de dólares

¿Llegarán a PlayStation los juegos de Activision Blizzard tras la adquisición de Microsoft?

La noticia de la adquisición ha tenido un efecto positivo en la valoración de Capcom y Square Enix, que suben más de un 3,7 % en Tokio. Los analistas ven esta subida como una mayor valoración en las compañías con importante catálogo de juegos y licencias que podrían convertirse en el próximo objetivo de las editoras más grandes.

A largo plazo, esto muestra que Microsoft está operando a un nivel completamente diferente al de Sony y Nintendo’, ha dicho DFC Intelligence sobre la noticia. ‘Sony y Nintendo tienen una gran presencia en el negocio de los juegos actuales, pero esas dos compañías japonesas, más pequeñas, luchan por jugar en el espacio estratégico más alto al que se dirige la industria. Se trata más de que Microsoft compite con Google, Amazon, Apple, Facebook y otros. Esta adquisición colocaría inmediatamente a Microsoft en una posición estratégica sólida‘.

Activision Blizzard se dispara en la bolsa de Nueva York. La noticia de la venta de la compañía a Microsoft ha disparado su cotización hasta un 27,53%, llegando a superar el 30% en los primeros minutos de la tarde. Por su parte, Microsoft mantiene estables sus números de momento en lo que puede verse como un mensaje de tranquilidad de los inversores ante la compra. Estas operaciones de grandes números no suelen generar mucho entusiasmo en Wall Street en torno al futuro financiero de las compañías compradoras.

Mantente siempre informadoTelegramInstagram, FacebookTwitter