Varios gameplays filtrados del remake de The Last of Us nos muestran que el remake no incluirá cambios sustanciales en la jugabilidad.

The Last of Us Parte I ya está listo para lanzarse el próximo 2 de septiembre en PlayStation 5. Este Remake con nuevas mejoras visuales y nuevos ajustes de accesibilidad, además de múltiples opciones para exprimir al máximo las posibilidades del DualSense y mejoras en el gameplay.

Se han filtrado unas serie de gameplays que parecen indicar, más allá del evidente salto técnico, no habrá cambios sustanciales en la jugabilidad.

Según se puede ver en estos seis minutos de gameplay filtrados, el remake de The Last of Us no añadirá algunas de las habilidades introducidas en The Last of Us Parte II, incluyendo la posibilidad de arrastrarse por el suelo o esquivar rápidamente a los enemigos, entre otras.

Cabe destacar que el usuario que ha compartido este nuevo vistazo de The Last of Us Parte I ha declarado que estos gameplays pertenecen a la versión más actualizada del juego, aunque no se especifica si es la versión que llegará a las tiendas.

Al parecer se añadió la opción de salto que se implementó en la secuela. También podemos ver mejoras notables en los bancos de trabajo para las armas, sobre todo si nos centramos en las cuidadas animaciones para añadir componentes.

Además de los gameplays filtrados, también se han compartido una serie de características, entre las que se incluyen los dos modos gráficos principales con los que contará el juego: modo Fidelidad (4K a 40 fps) y modo Rendimiento (4K dinámicos a 60 fps). También se afirma que el título llegaría con compatibilidad con HFR y VRR, opciones como un filtro de gore y grano de película, y ajustes para la vibración de la cámara.

Mantente siempre informado: Telegram, Instagram, FacebookTwitter