La CMA insiste en que la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft puede resultar dañina para compañías como Sony, Amazon, o Gooogle.

La Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) continúa investigando las posibles consecuencias de la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft, un importante movimiento de 68.700 millones de dólares que ya ha recibido luz verde por parte de algunos países como Brasil, pero que sigue en proceso de estudio por parte de otros mercados como el europeo o el británico.

Tras pasar a una segunda fase de investigación, más exhaustiva que la primera, la CMA ha compartido detalles de las dudas que tiene acerca de dar el visto bueno a esta adquisición: básicamente, la autoridad británica considera que podría dañar a otros competidores del mercado de videoconsolas, servicios de suscripción y juego en la nube. En concreto menciona a compañías como PlayStation, que ha transmitido públicamente su malestar por la compra, y Google, Amazon o Nvidia.

‘A la CMA le preocupa que tener el control total sobre este poderoso catálogo, especialmente a la luz de la ya sólida posición de Microsoft en videoconsolas, sistemas operativos e infraestructura en la nube, podría resultar en que Microsoft perjudique a los consumidores al afectar la capacidad de Sony, el rival de juegos más cercano de Microsoft, para competir, así como el de otros rivales existentes y posibles nuevos participantes que de otro modo podrían generar una competencia saludable a través de innovadoras suscripciones de juegos múltiples y servicios de juegos en la nube’, explica la agencia reguladora británica.

Tras la publicación de este nuevo informe, Xbox ha respondido a las quejas de la CMA a través de un comunicado emitido a Gamesindustry.biz.

En sus declaraciones, la compañía explica que incluso aunque todos los jugadores de Call of Duty abandonen PlayStation en favor de Xbox, las consolas de Sony seguirían teniendo un mayor número de jugadores.

La compañía de Microsoft también acusa a la CMA de dejarse llevar por las ‘declaraciones interesadas de Sony’ que ‘exageran la importancia que tiene Call of Duty’ para su ecosistema. Además afirma que PlayStation tiene la capacidad para intentar competir y adaptarse a esa situación, algo que beneficiaría a los usuarios, según Xbox.

La marca también considera que la llegada de esta saga a Game Pass daría más opciones a los jugadores, mientras que sobre el juego en la nube explica que están corriendo un riesgo al apostar por una tecnología con tan poca aceptación entre los usuarios.

El siguiente paso de la investigación de la CMA se dará en enero.

Mantente siempre informado: TelegramInstagram, FacebookTwitter