Varios insiders y analistas de la industria han asegurado a New York Post que el acuerdo de compra entre Activision Blizzard y Microsoft podría acabar torciéndose. Estas fuentes aseguran que la compañía de Xbox no esperaba enfrentarse a tanto escrutinio por parte de las autoridades de competencia de Estados Unidos, Europa y Reino Unido.

Estas informaciones contrastan con la postura pública de Xbox, que ha insistido en más de una ocasión en que su intención es seguir llevando los juegos de Activision Blizzard a plataformas de la competencia durante todo el tiempo que sigan existiendo. Tampoco concuerda con la seguridad que han mostrado públicamente ambas compañías, que siempre han dado por hecho que el acuerdo de compra llegará a buen fin.

El analistas como Dan Ives, managing director de Wedbush Securities, asegura que las posibles restricciones podrían alterar el progreso de acuerdo: ❝La decisión de Microsoft de comprar Activision tiene mucho que ver con la exclusividad. Si renunciar a la exclusividad es una de las concesiones requeridas, Microsoft va a tener que pensar largo y tendido si este es el acuerdo correcto❞, afirma.

Otro analista, Caly Griffin de MoffettNathanson, también se muestra crítico con las posibles imposiciones que las autoridades de competencia ❝No pueden forzar a Microsoft a aceptar condiciones draconianas❞, afirma. Todas estas dudas estarían provocando, según insiders, que la tensión entre ambas compañías estuviera creciendo cada vez más.

Ambas compañías han emitido declaraciones a New York Post para desmentir estas informaciones. ❝Apreciamos mucho nuestra estrecha relación de trabajo con Microsoft. Confiamos en el acuerdo y su progreso, y sabemos que Microsoft está trabajando diligentemente para lograrlo. Cualquier sugerencia de lo contrario es falsa❞, aseguran desde Activision.

Microsoft ha querido mostrar confianza en que la adquisición se cerrará según lo esperado: ❝Desde el momento en que se anunció esta adquisición hemos trabajado con urgencia para demostrar que nos tomamos en serio los pasos necesarios para obtener la aprobación, incluido el compromiso proactivo sobre cómo llevaremos nuestro negocio priorizando a jugadores y desarrolladores. El proceso ha progresado como se esperaba y el trato se cerrará según lo programado❞.