Bekah Saltsman, directora ejecutiva de Finji y editora de videojuegos como Tunic y Night in the Woods, ha reflexionado en una reciente entrevista concedida a GamesIndustry sobre la inclusión de títulos indie en servicios de suscripción como Xbox Game Pass y PlayStation Plus. Para Bekah Saltsman estos servicios pueden ser alucinantes y aterradores al mismo tiempo para las pequeñas empresas, señalando que los lanzamientos indie pueden ser opacados por los grandes videojuegos y perdiéndose entre los catálogos.

«Debido a la constricción y consolidación de la industria en los últimos dos años y a que muchas empresas son propiedad de los servicios de suscripción, me preocupa que, como las bibliotecas son tan grandes y las empresas tan prolíficas, con enormes bases de usuarios, no nos necesiten», ha declarado. «¿Serán suficientes los presupuestos con el mayor coste de crear juegos para que los independientes puedan seguir haciendo cosas interesantes? Porque si convertimos a una población compradora en una población suscriptora, tendremos que depender de las cuotas de suscripción y las compras. Y, en general, las suscripciones no dan para tantos años de desarrollo de un equipo, a menos que sea muy pequeño».

«Las suscripciones son alucinantes y aterradoras al mismo tiempo, y podrían ir en cualquier dirección. Y lo que más me preocupa son los equipos indie más pequeños que quizá no tengan un punto de apoyo temprano como creadores, que quizá no tengan el espacio y el dinero para hacer más de un juego», ha concluido Saltsman sobre el tema.

Anuncios

No te olvides de seguirnos:

MEJORES PAGINAS CON DESCUENTOS

¡NO TE PIERDAS NINGUNA PROMOCION!