Nintendo está planeando aumentar la producción de Nintendo Switch en su séptimo año, según informa Bloomberg. El pasado noviembre la compañía redujo ligeramente las previsiones de ventas en el año fiscal. La consola sigue vendiendo bien en todos los territorios y Nintendo cree que las ventas se han visto más frenadas por los problemas de distribución que por un descenso real de la demanda. Por esta razón, el plan pasa por pedir a los fabricantes más unidades en el próximo año fiscal, que comienza en abril.

En este momento no se han dado cifras aproximadas de la producción que espera Nintendo, solo que esperan una «demanda sostenida para al menos otro año». A 30 de septiembre Nintendo Switch había vendido más de 114 millones de unidades y en los próximos meses llegarán o el esperado The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, entre otros títulos.

Varios analistas como Piers Harding-Rolls de Ampere Analysis creen que la fecha más realista para la siguiente consola de la compañía llegará en 2024. «No hay dudas de que Switch OLED ha tenido una fuerte demanda», dice Harding-Rolls. «Aun así, la idea de aumentar las ventas en el próximo año fiscal es optimista y si es cierto confirmaría nuestra opinión de no ver una nueva consola en 2023».

Entre los motivos de este aumento de ventas se encontraría una rebaja de precio y nuevos packs, como el que se espera que acompañe a The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom en mayo.

Kenji Fukuyama de UBS Securities asegura que las ventas durante las pasadas Navidades no fueron tan fuertes ni con la mejora del suministro: «La gente empezará a especular pronto sobre el hardware de nueva generación y probablemente frenarán la compra de un sistema antiguo. El descenso en las ventas de Switch es inevitable«.

Anuncios

No te olvides de seguirnos:

MEJORES PAGINAS CON DESCUENTOS

¡NO TE PIERDAS NINGUNA PROMOCION!